domingo, 1 de enero de 2012

FELIZ 2012 - Nuevos objetivos

Podemos comenzar el año con nuevos objetivos, pero hemos hecho realmente un balance de lo que a sido hasta hoy?
Una manera de evaluar sería tomarnos unos minutos, sentarnos en soledad y silencio, mirar hacia nuestro interior y evaluar nuestra vida no sólo exteriormente sino interiormente. La pregunta no sólo sería cúanto se ha obtenido y conseguido en nuestro exterior, sino cúanto se ha conseguido en el progreso espiritual. Se ha sido capaz de perdonar y perdonarnos? se ha amado a los que se ama? que se ha hecho para cambiar lo que  se necesita cambiar? nos hemos abierto hacia la compasión, se ha emprendido el camino hacia el altruismo? y lo más importante cuanto se ha agradecido? son muchas las preguntas que podriamos hacernos, es necesario buscar en nuestro interior, cuando se está bien con uno mismo, es posible estar bien con todos, cuando tenemos paz interior, podemos dar paz.
Cada día es una oportunidad para celebrar, cada día es una oportunidad de nacer y morir, de hacer las cosas que nos gustaría hacer y las que nos gustaría cambiar. En un día como hoy según tradiciones se marca un fin de año, el termino de un periodo, de un ciclo, pero sin embargo nada empieza, ya que nada acaba, todo esta haciendo tal cual está haciendo, por eso no es necesario esperar hasta el fin de año para comenzar y renovar, lleno de ilusiones y proyectos, podemos hacerlo cuando se desee, cada segundo es una oportunidad, si hoy no resulta, mañana habrá una nueva oportunidad, lo importante es hacerlo y no prolongarlo. Si algo es difícil y se siente que no se puede solo , se puede buscar alguien que nos ayude, a veces no es fácil salir solo, no hay que tener miedo de buscar ayuda cuando es necesario, esto no es símbolo de debilidad, sino de fortaleza.
Para nacer hay que morir y dejar fluir, aprender a trabajar con los apegos, buscar la libertad mental, aprender a vivir en lo sencillo, es mejor apegarse más a la fe y la confianza hacia uno mismo, con esto cualquier momento difícil que llegue será más fácil de superarlo.
Es necesario recorrer nuestro interior y regalarnos más tiempo para disfrutar  de nosotros mismos y así vivir el silencio para reencontrarnos.
Si se quiere emprender un buen viaje en este nuevo año que inicia, debemos trabajar más interiormente, despojarnos de apegos, de egoísmos, miedos, competencias y todas las cosas que nos dañan o causan daño. Hay que permitirse el cambio, las posibilidades están ahí siempre presente, es cosa de saber mirar, de saber buscar, si vivimos más en el presente podremos encontrarlas, con una mente en calma, con otras miradas. Meditemos más, que el bienestar llegará poco a poco a nuestras vidas.
Feliz 2012!!
Facilitado por http://sarvavita.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario