viernes, 1 de octubre de 2010

SERVIR CON LA MENTE

A fin de servir al mundo en estos momentos, necesitamos una mente cualificada para servir. Nuestros pensamientos, palabras y acciones deberían estar alineados con los valores que queremos traer al mundo para fortalecer una base que parece que se está desmoronando. Sin embargo, para muchas personas, cuando miran hacia su interior y buscan esa fortaleza y poder, el estado de su propia mente debilita su resolución de servir. ¿Qué es lo que ven? 



Los pensamientos son como hormigas. Si no somos cuidadosos, pueden crear una gran confusión. Las hormigas siguen unas a otras como un ejército. Si una viene, después le sigue una tropa entera.  Y se alinean de tal manera que parece como una invasión. De la misma forma, un pensamiento inútil o negativo tiene el poder de crear un ejército y de crear un patrón de pensamiento que puede derrotar al alma. Así que observemos las espirales de nuestros pensamientos. ¿Son espirales hacia arriba o espirales descendentes? Cuidemos los patrones de nuestros pensamientos. Sólo requiere un segundo ser positivo y un segundo el que los pensamientos se vuelvan negativos. Y sólo hace falta un pensamiento determinado para transformar un pensamiento negativo en positivo.  

Servir a los demás es ofrecerles el regalo de nuestros pensamientos elevados.  

¿Por qué es importante que creemos una atmósfera de paz? Deberíamos tener tanta paz y silencio acumulados en nuestro interior que cuando surja una situación, las vibraciones acumuladas de nuestra paz sean capaces de transformarla. Esa situación no debería causar que perdamos nuestra paz. No deberíamos cambiar, sino que la situación debería transformarse debido a nuestra paz.  

Lo que el mundo necesita ahora es pureza, paz y verdad. Éstas son nuestras propiedades originales, que hemos perdido y queremos recuperar. Estos tesoros ilimitados serán siempre útiles para nosotros. Si quiero recobrar mi fuente interna de paz, entonces debo hacer que mis pensamientos estén conectados con Dios, el almacén de tesoros ilimitado. Debo recordar que soy un alma pacífica.  
Facilitado por  www.bkwsu.org/spain

No hay comentarios:

Publicar un comentario